sábado, 13 de febrero de 2016

... para brindar por nosotros

Brindis por nosotros
Tras un parón en las andanzas culinarias de esta magnífica ciudad, @adondemellevarías vuelve en una fecha del año muy especial para muchos y odiada por otros tantos. 

Desengañémonos, por más que sigamos diciendo que el 14 de febrero es una de las tantas artimañas comerciales para desatar todavía más nuestra vena consumista, todos acabamos cayendo en la trampa.


Si miramos atrás y nos remontamos unos 20 años, los regalos más representativos eran las flores y las joyas, sin duda los grandes amigos de la mujer. Pero los tiempos cambian y hoy en día lo que prima no es el qué sino el cómo. Hemos pasado de un paquete que atesora el regalo que representa el sentimiento más puro del ser humano, a la oportunidad de vivir una experiencia en pareja que permita parar este mundo frenético en el que vivimos y recordar qué es lo que nos hace seguir adelante día a día: nuestr@ compañer@ de viaje.

Y por compañer@ de viaje no sólo me refiero a la pareja, sino a todas esas personas que comparten nuestro día a día, esos testigos de nuestro pasos y cronistas de nuestras andanzas. Por eso también me uno a esta particular fiesta y os invito a brindar en algunos planes diferentes que harán que nuestra caja de recuerdos atesore una experiencia más, la de esta velada.


Perrachica1. UN BRINDIS POR NOSOTRAS: si eres de esas que planifican la agenda de acontecimientos desde el primer día del año entonces espero que hayas reservado una mesa en Perrachica, el lugar ideal para pasar una noche de chicas de esas que difícilmente se olvidan. La zona es perfecta: Chamberí. Es un local enorme que está distribuido en varios ambientes, cada uno de ellos decorado de una forma elegante a la par que actual, sin abandonar ese aire neoyorkino clásico. El ambiente es bastante variopinto y depende de la hora del día, pero por la noche todas las mesas tienen algo en común: las ganas de fiesta y de disfrutar de una buena velada.
Para cenar la carta es muy buena para compartir así que os recomiendo las berenjenas con hummus, el tartar de salmón, las croquetas de chipirones en su tinta, los saquitos de queso de cabra o la pata de pulpo a la brasa. De postre sin duda su tarta caliente de manzana, una de las grandes delicatessen del restaurante que no os dejará indiferentes. 
Ahora que hemos cenado la mejor idea es pedir una copa y disfrutar del ambiente de uno de los lugares de moda de la ciudad en uno de los mejores barrios.

Babelia madrid2. UN BRINDIS POR EL GRUPO: si no habéis encontrado mesa en Perrachica, si hace tiempo que no os juntáis y habéis escogido la de hoy como vuestra noche #destroyer, o simplemente os apetece cambiar un poco y probar nuevas alternativas, os recomiendo Babelia, en el callejón de Puigcerdá. Se trata de un local muy cuco con tres ambientes muy diferentes. El primero es la terraza cerrada por una galería de cristal, el segundo es el lounge de la planta baja del interior y el tercero es el comedor de la planta alta. Os recomiendo la terraza, ya que es el ambiente más cómodo y si la cena se alarga un poco, podréis gozar de mas intimidad puesto que a las 11.30 habilitan el lounge como local de copas. La carta es muy variopinta pero os aseguro que clavan cada uno de los multiétnicos platos que la componen, por lo que cualquier opción es buena. Os recomiendo que pidáis los tacos de pollo tikka masala, son el must de la carta. Además, la terrina de foie, los rollitos vietnamitas y las croquetas de rabo de toro harán que os olvidéis de en qué país estáis realmente. El steak tartar de ternera gallega se deshace en la boca pero si preferís algo más cocinado, el solomillo de buey es una gran opción. 
El ambiente es muy distendido, veréis que a vuestro alrededor el resto de mesas charlan animadamente mientras los pasillos son un ir y venir de camareros portando deliciosos platos de una mesa a otra. La carta de vinos no es muy larga pero sin duda los precios son muy razonables y acorde con todos los bolsillos.

Calle 30 Madrid
3. UN BRINDIS POR LA COCINA: en el barrio de Malasaña, concretamente en la calle Pez encontramos otro de los locales que hacen que pierdas el sentido en cada bocado que ingieres. Calle 30 ha conseguido elevar el concepto de cocina a la brasa a su más alto exponente, combinando calidad y sabor en su mágica fórmula secreta. La decoración es algo pintoresca, combinando el interiorismo industrial con elementos más rompedores como la iluminación led o el mobiliario reciclado. Es cierto que el local no es muy grande y por eso la separación entre mesas es un poco escasa pero el magnífico ambiente y el trato del personal harán que pronto olvides este inconveniente. La carta no es muy extensa pero cada plato merece la pena. Sin duda mis tres recomendaciones para compartir son las alcachofas confitadas con jamón ibérico, el pulpo braseado con puré o los huevos trufados de corral, un manjar. Como plato fuerte si encontráis pareja con la que compartir, no dejéis de pedir el chuletón de buey de 800gr, la calidad y el aroma a brasa harán que no podáis ni articular palabra. Pero si esta opción se hace muy fuerte para cenar, seguro que el entrecot al carbón o el churrasco argentino ponen el broche de oro a una selección óptima. 
Como la zona en la que estamos está llena de bares en los que tomar la primera copa, ahora la selección te la dejo a ti, estoy segura de que estará a la altura de un gran comienzo como este.

Okafu Velazquez4. UN BRINDIS POR LOS BETANCEIROS: no podía cerrar la selección de hoy sin recomendar una de las embajadas gallegas 3.0 no sólo por la calidad, el ambiente o el precio, sino porque la carta de Okafú, estratégicamente confeccionada, te transporta directamente a uno de los mejores lugares de nuestro país sin moverte de la calle Velázquez. Si habéis visitado ya La Penela la carta os resultará familiar porque aparte de pertenecer al mismo dueño, comparten algunos platos. Hace algún tiempo os recomendé las mejores tortillas de Madrid destacando por supuesto, que sin duda la mejor es la de mi madre. Pues bien, os aseguro que la tortilla de Betanzos de Okafú es probablemente la segunda mejor, por lo que os animo probarla y de paso brindar por ella. Si seguimos buscando platos para compartir os recomiendo la brocheta de rape y langostinos o el salpicón de rape y marisco. Por último, a pesar de ser una gran amante de las carrilleras, y teniendo en cuenta que aquí las preparan estupendamente, he de decir que me dejé enamorar por los taquitos de croca salteados y sé que fue la mejor opción que pude haber escogido, ¡hacía tiempo que no tomaba un plato tan rico! De postre no hay otra opción posible: filloas rellenas de crema pastelera… ¡Un lujo!

Cuatro opciones para cuatro momentos cuyo denominador común son las ganas de pasarlo bien y disfrutar de una estupenda velada sea cual sea el motivo que la anime. Escoge una de ellas, disfruta mucho y resérvame un día para compartir cualquiera de las restantes.


Image and video hosting by TinyPic

1 comentario :

  1. Enhorabuena!!echavamos de menos tus recomendaciones,como siempre me dejaré guiar por tu blog, me ha hecho quedar muy bien en multitud de ocasiones

    ResponderEliminar