lunes, 10 de marzo de 2014

... para limar asperezas

Si cierro los ojos y viajo en el tiempo siempre llego al mismo destino soñado: Perú. Costa, sierra y selva se fusionan para regalarnos valles, mesetas, las altas cumbres de los andes, desiertos y por supuesto, el Amazonas.

¿Solamente eso? Afortunadamente no. Si algo podemos agradecer a las civilizaciones que sucesivamente se asentaron en esta colonia, es el mestizaje. Bueno, rectifico, el mestizaje materializado en la riqueza gastronómica.

Sé que no soy la única a la que se le hace la boca agua pensando en que es el país con el Record Guiness a la mayor diversidad y variedad de platos típicos. Por no decir que tienen más de 250 recetas diferentes de postres… Vale… Dejaré de divagar, calmaré mi vena golosa-compulsiva y me centraré en el restaurante del que os hablaré hoy: Tanta Madrid.

Restaurante Tanta

Si hay una persona capaz de pulverizar de un plumazo los 9.500 km de distancia entre Lima y Madrid ésa es Gastón Acurio. Para comprobarlo solamente necesitáis activar vuestro GPS e indicarle la siguiente dirección: Plaza de Perú, 1 (es que hasta lo clava con la ubicación).


De entrada, la moderna decoración y su amplia barra te invitan a sentarte tranquilamente y pedir un Pisco Sour o quien sabe, dos (hasta hace poco disponían de cerveza peruana lo cual era otro punto a su favor. Actualmente solo tienen Estrella Damm, por lo que mi única opción es el vino).
El ambiente en general es tranquilo aunque depende del comensal, si comparamos una cena un jueves con un sábado está claro que la opinión será diferente. Lo que nunca cambia es el magnífico trato del personal: Elevada atención sin caer en pedantería. 

Ya en la mesa te das cuenta que no podías estar en otro lugar. Si la  diversidad mal gestionada genera caos, en este caso, gracias al esmerado equilibrio entre mar y tierra, lo que se genera es una carta sublime.

Trío de causasEl primer acto comienza con la duda: ¿Cebiche o Causa? Cuando tomas la decisión del cebiche, te asalta la segunda: ¿Cebiche clásico o Nikkei? Decides volver a la causa para no complicarte y ocurre lo mismo, ¿Causa limeña o Trio? Vale, está claro que necesitarás pensarlo dos veces, pero mientras tanto… Marchando el segundo Pisco Sour! (a modo informativo y por supuesto,  sin ánimo de coartar libertades, he de decir que yo elegiría el Cebiche Clásico y el Trio de causas, ambos lo valen).

Segundo acto: La carta pone a tu disposición todas las variantes que te puedas imaginar. Fusionan platos innovadores con tradicionales, cuyo resultado es el magnífico Anticucho de ternera, Chaufa Chi Jao Kai, Pato norteño o el Ají de gallina. Bueno, personalmente nunca me he atrevido a pedir el Ají después de haber sufrido en mis carnes la despiadada ira picante de este plato preparado, cómo no, por mi estupenda amiga cuzqueña y del que por cierto dudo que ninguno de los allí presentes llegue a olvidar. De todas formas, es uno de los platos más repetidos en las mesas que te rodean y por ende, pendiente en mi lista.

Anticucho de ternera¿Recomendaciones? Si el Pato norteño es espectacular (en cantidad, calidad y sabor) y el Chaufa Chi Jao Kai un manjar de digno de los dioses, con el tierno Anticucho de ternera y su guarnición entras por la puerta grande del Olimpo. Sin duda una de mis grandes recomendaciones (me lo agradecerás).


El truco final: No te puedes marchar sin pedir el Suspiro a la limeña, sin duda una experiencia exótica que eleva tus papilas gustativas al séptimo cielo y consigue que cuando te levantes de la mesa, todavía estés envuelto en su hechizo a través del gusto.

Después de este viaje en el tiempo ¿Quién no está dispuesto a cerrar los ojos y dejarse llevar una velada? Está claro que la barrera geográfica no es una excusa para no conocer una cultura tan rica y diversa como la peruana.

Con asperezas o sin ellas estaré deseando compartir contigo mi viaje en el tiempo a través del Tanta.



2 comentarios :

  1. Yo creo que jamás olvidarán ese saborcito especial jajajajajajajaja.... Ni yo hubiese podido recomendar mejor :) prometo al menos llevar las recetas la próxima que vaya jajaja, o mejor aún nos damos una vuelta por este lugar ;)

    ResponderEliminar
  2. Me alegra tanto que te haya gustado... si es que tenía pendiente esta entrada para dedicártela a ti y a tu Ají maldito jajajajaj. Creo que podemos llegar a un acuerdo: visita a Madrid y tour por tus magníficas tierras, trato hecho?

    ResponderEliminar