miércoles, 12 de febrero de 2014

... para una cita picante

Para los que estéis pensando en flores, cenita a la luz de las velas, paseos de la mano o habitaciones con temperatura ardiente, dejadme deciros que San Valentín os ha contagiado, pero no pasa nada, todo tiene cura.

Cuando hablo de cita picante no me refiero a la camisa medio abierta, sino a uno de los restaurantes con parada obligada en Madrid: El Mestizo.


Imagen del interior del restaurante el día de la fiesta de muertos
Ubicado en la calle Recoletos, no se caracteriza por ser el típico lugar que te dice a gritos que entres o que te llame la atención. Una vez dentro descubres otra realidad inesperada: Bajo su disfraz de piedra y paredes rojas se esconde el espíritu más puramente mexicano que imagines.

Lo primero que destaco de este lugar es el magnífico trato del personal. Una mezcla de simpatía, cordialidad y profesionalidad que te envuelven con el elixir de su acento mexicano, sin caer en el bullicio fastidioso cada vez más presente en muchos locales de la capital.

Coctel MargaritaSi analizamos la carta, las quesadillas y el ceviche de gambas no son más que el preámbulo de un festival de sabores, que vendrá seguido de una variedad sublime de tacos y de un obligado absoluto: los margaritas. ¡Ojo! este punto tiene trampa: Si el que sirven ya preparado es bueno, el que hacen ellos elimina los 9.000km de distancia y te trasportan al mismísimo DF en un segundo.
Bandeja de selección de tacos



¿A quién no se le hace la boca agua cuando escucha Alambre, Arrachera, Cochinita pibil...? Si abrimos una coctelera y mezclamos calidad, sabor, buen ambiente y ubicación, el cóctel que nos sale se llama Mestizo.



Si quieres que un plan conmigo triunfe, sin duda ya sabes a dónde deberías llevarme.



No hay comentarios :

Publicar un comentario